Barbiecore: la tendencia que pinta de rosa el diseño de interiores

A Amanda Hansen le encanta un buen momento rosa brillante. “Creo que por naturaleza soy como una niña que quiere todo rosa. Todo lo que compro siempre es como de Barbie”, dijo. “Así que me ha absorbido”.

Hansen, diseñadora gráfica en Tacoma, Washington, saturó su casa de colores dignos de la Casa de los Sueños de Barbie, desde los electrodomésticos Smeg rosas en la cocina hasta el papel tapiz de flores moradas y rosas en el comedor, pasando por montones de detalles coloridos. Pero la joya de la corona es el oasis de Barbie en el patio trasero. Allí, Hansen, de 31 años, instaló sobre el suelo una piscina de un colour rosa intenso que compró en Amazon por unos 150 dólares y le colocó una sombrilla con estampado de hojas de plátano al lado. Pintó el piso a cuadros rosas y blancos en el patio de cemento y, pronto, una cabaña rosa con una cortina a rayas completará el espacio.

“Quería darle ese look como de Palm Springs con puro rosa, lo más Barbie posible, no como si fuera un patiecito más en Tacoma”, contó Hansen. El “barbiecore”, una paleta de colores compuesta principalmente por el rosa brillante y otros tonos rosas igual de atrevidos, como el fucsia y el magenta, se está abriendo paso en la decoración del hogar, impulsado por el próximo estreno de la película Barbie.

La información compartida por Pinterest, el servicio internet en el que la gente puede guardar imágenes en tableros virtuales, muestra que de mayo de 2022 a mayo de 2023 hubo un aumento del 1135 por ciento en las búsquedas de “estética de dormitorio de Barbie”. El servicio internet también registró un aumento de otras búsquedas de decoración en rosa intenso, como decoración de baños y alacenas de cocina, según Swasti Sarna, directora world de análisis de datos de Pinterest.

No basta con vestir de rosa intenso, la gente también quiere rodearse de ese colour en casa.

El rosa intenso encaja a la perfección en el maximalismo, que experimentó un resurgimiento en los últimos años como respuesta a la estética minimalista cool que dominó las cuentas de Instagram por tanto tiempo. Durante la pandemia, la gente se inclinó por sus estilos personales en casa, desde bolas de discoteca hasta azulejos hechos a mano.

Cuando Hansen se casó con su esposo hace seis años, probó la decoración estilo granja. “No period mi estilo, y lo sabía, pero intentaba ser madura”, dijo. “Así que un día empezó a suceder y creo que fue hace tres o cuatro años, empecé a pintar las paredes y poco a poco la cosa ha ido a más”.

En Nashville, Tennessee, Beverly Griffith siempre amó el colour rosa y lo incorporó a la decoración de su hogar cuando compró su casa en 2017. “El rosa milénial no es lo suficientemente rosa para mí”, comentó Griffith, de 42 años. Su cuarto de baño, por ejemplo, tiene una cortina de ducha y una tina de colour rosa intenso, y la cocina, que renovó hace poco, tiene electrodomésticos de colour rosa intenso, que Griffith pintó ella misma.

Al principio de la pandemia, cuando dejó su trabajo como barista, Griffith trasladó esa afinidad por el rosa intenso también al exterior de su casa, y la pintó en tres tonos llamativos diferentes. La casa se convirtió en una sensación en las redes sociales y ahora la alquila a músicos y creadores de contenido que utilizan el espacio durante el día. “Desde que pinté mi casa de rosa, he conocido a gente o he leído comentarios en redes sociales que dicen que antes les daba vergüenza decir que les gustaba el rosa”, afirmó Griffith. “Me han dado las gracias por ser tan rosa de manera tan abierta y con tanta seguridad”.

A menudo se piensa que el rosa es un colour femenino, pero no siempre ha sido así. Según Color Psychology, el rosa lo llevaban originalmente los varones porque period una versión más pálida del rojo que se usaba en los uniformes militares. Con el tiempo, el rosa se redefinió como un colour de niñas. El rosa fuerte causó sensación cuando la diseñadora italiana Elsa Schiaparelli lanzó su propia versión, llamada “Shocking Pink”, a mediados de la década de 1930.

La muñeca Barbie unique ni siquiera vestía de rosa cuando debutó en 1959, sino que llevaba un traje de baño de rayas chevrón en blanco y negro. “El mundo estableció realmente la conexión rosa con Barbie en los años setenta, cuando empezamos a apostar por un envoltorio predominantemente rosa como identificador principal de la marca”, señaló Kim Culmone, vicepresidenta sénior y jefa de diseño de Barbie y de muñecas de moda en Mattel. Los tonos rosas de Barbie evolucionaron con los años, y en 2008 el vibrante “rosa Barbie” se convirtió en un colour oficial de Pantone.

Ahora que Barbie está de moda, las marcas aprovechan el momento. La empresa de muebles Joybird, tras su colaboración del año pasado con Mattel para conmemorar el 60 aniversario de la Casa de los Sueños de Barbie, se ha vuelto a asociar con el fabricante de juguetes en otra colección que incluye sofás y sillas decorativas en un tono rosa intenso que saldrá a la venta en julio.

Gifty Walker, directora de mercadotecnia y abastecimiento de Joybird en Los Ángeles, señaló que Joybird tenía un sofá rosa brillante que fue muy standard en 2016. Ahora, el rosa fuerte ha vuelto y los clientes lo utilizan para evitar los tonos neutros tradicionales, como grises, cafés y ocres. “Antes, esos colores más atrevidos se reservaban para cojines y tapetes y solo para los acentos de decoración, ahora vemos que la gente realmente los convierte en una pieza central de la habitación”, comentó Walker.

Para Jasmine Mitchell, modelo de 30 años, decorar con rosa intenso le permitió conectar con su niña inside. Cuando se mudó de Dallas a Los Ángeles en 2021, diseñó su sala con este colour. El primer objeto que compró para la sala de su apartamento fue una silla de terciopelo rosa intenso con patas doradas. Las luces LED que rodean las ventanas proyectan un resplandor rosa por la noche.

“Me gustan los otros rosas, pero el rosa intenso tiene algo. Es eléctrico. Me hace muy feliz y me hace sentir viva”, afirmó Mitchell. “Así que me dejé guiar por mi yo más juvenil”.